Una niña de 14 años de Pensilvania fue acusada de matar a su hermana mayor quien sufría parálisis cerebral y que usaba una silla de ruedas.

Los oficiales del Departamento de Policía de Manheim fueron alertados alrededor de lo ocurrido y acudieron a la casa donde encontraron a Claire Miller, de 14 años, y fue ella misma quien después de admitir la agresión dirigió a los oficiales a una habitación donde encontraron a su hermana Helen M. Miller, de 19, con una puñalada en el cuello.

Aunque intentaron salvarle la vida, no tuvieron éxito. A decir de las primeras investigaciones, el incidente ocurrió durante la noche cuando los padres de las menores dormían.

Miller parecía estar intentando lavarse las manos en la nieve”, según la declaración jurada, de los oficiales y detalló que la adolescente también tenía sangre en sus pantalones.

“(Había una) almohada con manchas de sangre” en la cara. Uno de los agentes quitó la almohada y “encontró un cuchillo grande en el cuello de Helen, justo encima de su pecho”

Dado que Claire Miller está siendo acusada como adulta, se le negó la libertad bajo fianza durante una lectura de cargos.

Hasta el momento no se han dado a conocer los motivos por los que tomó esta terrible decisión en contra de su propia hermana.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *